miércoles, 25 de noviembre de 2015

Delegantes y delegados







En la acrotera del frontispicio de nuestro edificio político, en la representación política de la ciudadanía, existen dos figuras, sin las cuales, nada sería posible, ellas son las figuras del: “delegante” y el “delegado”. Ellos son el único hecho vivo y cierto que configuran tal estructura del sistema, por ende su importancia es de vital importancia, ello cualquiera que sea el sistema electoral de representación de la vida pública de las naciones, basamento a la libre voluntad de las partes, las que a su vez conforman la ciudadanía que da vida y conforman aquellos pactos de representación política.


Ambas partes, desde su libre voluntad, deben ser corresponsables de sus actuaciones, deben obrar desde la mutua confianza y respecto de las “reglas de juego”. Por una parte, los que se postulan, a delegados, lo deben hacer desde el convencimiento de su capacidad de obrar y capacidad técnica sobre los asuntos que deben dilucidar y, además del compromiso y fidelidad, a la palabra dada a los delegantes, pues es un contrato de libre voluntad de las partes contratantes que concurren a tal acto.
Por otra parte, los delegantes, conceden o no su voto, a unos u otros, por mor de su libre capacidad de obrar, ello en base a la confianza que aquellos postulantes les otorguen.


Con tales herramientas, se constituye la justa organización del Estado de la Nación. Sin dichas premisas, los candidatos no deben serlo y, los titulares de la soberanía nacional, no deben delegar representación alguna.


Por desgracia, a lo largo de los años, hemos observado que dicho hacer, de unos y otros, en nada es semejante a lo que debe ser la vida normal del delegado y delegante de la ciudadanía en la representación política, quienes conforman la estructura orgánica del Estado, que es el aparato organizativo que armoniza las voluntades de las personas, que por una u otra razón, son miembros componenten de la Nación.


Entendemos que ello es debido a la falta de civismo y capacidad ciudadana que todos deben observar, los titulares de aquella “soberanía” y, los que se postulan como “delegados”, igual que los que terminan siendo “elegidos”.
Por todo ello, se hace imperiosamente necesario, que los individuos, se conviertan todos en personas libres y responsables; es decir, en ciudadanos, comprometidos, y compendiados por sí mismo y por la sociedad que libre y responsablemente todos conforman.


Es la única forma de alcanzar la dignidad de ciudadanía responsable y creadora de sociedad.



© Jcb



martes, 24 de noviembre de 2015

Crimen social





La paciencia es la fortaleza del débil
y la impaciencia, la debilidad del fuerte.
Immanuel Kant.



Crimen social, no es otra cosa que la violación de los derechos de las personas, ya como individuos, ya como miembros de una colectividad.

El crimen social, de común lo ejercen las personas físicas, las instituciones públicas de una nación, también, sin duda, las organizaciones internacionales públicas y las privadas. Todas son, cualquiera que sea su tiempo y lugar, organizaciones agresoras, hay gran suma de pruebas de agresión por aquellos que se arguyen el derecho de ejercer la violencia sobre terceros. En muchos casos, los agresores, son aquellos que piden el voto a los agredidos. Los que incívicamente, una y otra vez vuelven, por medio de su voto, a confiar en sus propios agresores.

La violencia sobre las personas, ya sea desde las instituciones de la nación, ya sea desde una organización privada, o desde las propias personas físicas, no son otra cosa que actos de lesa humanidad.
Son actos criminales, que en ningún caso tienen reparación, por mucho que sean condenados los responsables y ejecutores de aquellos actos violentos, tampoco son admisibles las disculpas, si ellas no van acompañadas de las correspondientes reparaciones de los daños.

Por ello, se hace necesario que cada cual, ocupe su tiempo y su espacio, con absoluto respeto al otro, cualquiera que sea la ideología y su actividad profesional. Lo que importa es la contribución, que todos y cada uno hacemos a los individuos y a la colectividad, lo que es una responsabilidad de todos. Hacer sociedad es un acto de civismo individual y colectivo. Donde el respeto al otro, es el punto límite de los derechos y obligaciones de unos y otros. Siendo los primeros obligados a ello, los gobernantes.

Contrariamente a lo que debe ser, las instituciones públicas son las más agresoras con los ciudadanos, a los que deben servicios y atenciones, pues no existen para otra cosa. La razón de ser y existir de los empleados públicos, ya sean empleados temporales (políticos) o fijos (funcionarios), es el servicio que deben, desde su empleo público, a toda la ciudadanía.

Todo lo que no sea así, es traición al deber de hacer y hacer bien, al margen de que son actos de lesa humanidad.

© Jcb






miércoles, 4 de noviembre de 2015

Sus risas






Se les ve reír y más reír, ¿de qué ríen, no
será por la felicidad que procuran
a quienes deben servir?, abanderan
la desgracia ajena, son bochorno.
Pura miseria humana, campano
sin valor, ignoran el honor, irán
hasta lo absoluto, abofetearán
la verdad con toda falsedad, en turno
de uno tras otro, niegan la libertad,
los sentimientos, y, de las gentes su
bondad, la villanía, es su ciencia de
sabiduría, es el vacío en su actividad,
sus hechos son el gran agujero, grisú
para volar la ciencia de gobernarse.


© Jcb







viernes, 30 de octubre de 2015

Los parásitos sociales






Son muchos los parásitos sociales,
que de común, son habituales
vividores del sudor ajeno,
unos se sustentan, dicen que de rezos,
con lo que se quieren ganar el queso,
el pan y el vino, para seguir el camino,
más no es así como se portan y viven el vecino.

Otros no llegan a tal, dicen ser “político”,
que si ello fuese un oficio,
para con decencia ganarse el feneficio,
dejaría de ser un artificio sin oficio,
siendo como es, se comporta más
como un acreditado lebrel.

Políticos, haberlos haylos y,
en democracia, por tal,
como medida temporal,
no debe debe, un tal cual,
pues hay que saber ser y estar,
para ganarse con decencia el pan,
lo que es harina de otro costal.
Por haberlos, “hay gente pa tó”,
tal como está el sindical,
que ha pasado a ser un profesional,
de no hacer ná, por tal, dice representar al personal,
razón por lo que vive sin trabajar y,
los más con sueldos del erario público,
para hacer menos de ná.

Total otros más a sumar,
de los que viven del gran “maná”.
Así, los más, son los menos a contar,
en la cosa de gestionar y no hacer ná.
Con ello, los que viven del gran solar,
reparten el “maná”, y por tal,
“el que parte y reparte, se queda con la mayor parte”,
ello sin contar, lo que se llevan con la mano por detrás.

He aquí pues, que el solar en un gran desierto,
en el que sólo viven los menos de los más,
que llevan la carga y no ven el trigo del costal,
por mucho que suden en su transportar.

Así tenemos que entre el 3% y el 15%,
por cuantía adicional, al sueldo de incapacidad,
andan los que viven del cuento, para su buen sustento,
por lo que cada cuatro años, vuelven con el viejo cuento.


© Jcb



jueves, 29 de octubre de 2015

Voto cívico, voto nulo





I

La sociedad civil, toda en pleno,
precisa, de su total capacidad
de decisión en su propio gobierno,
“tomar el toro por los cuernos” de lleno,
y, sin más cortesía, “mandar al infierno”,
a todo el gentío, que con gran maldad,
ha incumplido su obligación del bien,
hacer, gobernar, ordenar y mandar por el
bien general, con administración eficaz,
lealtad y respeto absoluto a la
unidad y su pluralidad, con ahorro
de gasto y personal. Sin meter la
mano en el tesoro público, siendo
obligación absoluta respetar su unidad.



II

Por ello, sin más contemplación, mandar
al fregadero a toda la presente
suma de personal y, quienes le precedieron,
en tal menester; no merecen quedar un día
más, por farsantes, desleales e incapaces
con la Nación, sus instituciones y
la ciudadanía que ellos, sin merecimientos
un día sí y otro también, su confianza
y voto otorgó, para el buen gobierno
y lo mejor de la Nación. A tal confianza,
los analfabetos sociales, han despilfarrado,
han esquilmado y endeudado las arcas
públicas, sin mejora alguna e inversión.
Por tal voto nulo, sin más consideración.


III

¿Y al día siguiente qué?, la respuesta es que
bajo la presidencia del Jefe del Estado,
un gobierno de concertación nacional,
de técnicos de la mejor cualificación,
para que en el plazo de 24 meses,
pueda existir un nuevo código
electoral, de distritos unipersonal,
cuyos candidatos individuales,
tomen compromiso personal, de hacer
y representar al personal, por una
legislatura, que puede renovar,
por una sola vez más, ello para todos
los ámbitos y cámara a ocupar.
Con prohibición total que el electo sea empleador.


IV


Y con ello, adecuación de todas
las normas, sujetándolas al bien general,
incluido el Código Penal, por donde
deberán pasar todos aquellos que
desde el 1977, tienen cuentas por lesa
patria y lesa humanidad, por enajenar
las propiedades públicas, sin razón
alguna, habiendo dictado normas en favor
propio o de terceros minoritarios,
han robado al tesoro público, han falseado
datos y documentos públicos en favor
propio o de particulares minoritarios,
habiendo a su vez, creado organizaciones
partidistas con el fin de esquilmar lo público.


V


Tras ello, no olvidar, que los llamados
“representantes políticos de la ciudadanía”,
son empleados temporales, por aquel
período que los votantes les conceden,
máximo dos legislaturas. Como tales,
deben tributar, al sistema general
general de la seguridad social,
por ende quedan sujetos, a todos
los efectos, a los derechos y obligaciones
del mismo; razón por la que deben ser
revisados todos los derechos pasivos,
que desde 1977, los que han sido y son,
se han auto-reconocido salarios y prestaciones
pasivas, con violación, inclusive del C.C.


© Jcb



martes, 15 de abril de 2014

Una utopía al alcance de la mano



ESQUEMA ELECTORAL:



Ámbitos territoriales de representación nacional:
1º.- De distrito único: La Jefatura del Estado, todo el territorio nacional se convertirá en un único distrito
2º.- De distrito plural:
a) Congreso de Diputados (Cámara legislativa de carácter nacional): 399 diputados nacionales, lo que da lugar a el territorio nacional se divida en 399 distritos electorales.
b) Senado (Cámara legislativa de carácter nacional, designada por los electores de las regiones): 53 senadores (17x3= 51 + 1 por Ceuta + 1 por Melilla). Consecuencia de ello, es que las regiones se dividirán en tres distritos senatoriales. Así, los senadores nacionales representarían a los territorios, no a las personas. Ello con independencia de los habitantes de cada una de las regiones.

Ámbitos territoriales de representación regional:
1º.- De distrito único: La Jefatura del gobierno regional, todo el territorio de la región será un distrito único.
2º.- De distrito plural: Asamblea parlamentaria regional, dependiendo del número de habitantes, estará formada por un mínimo de 25 parlamentarios regionales y un máximo de 75. Ello obligará a que el territorio regional se divida en tantos distritos como parlamentarios tenga la asamblea legislativa regional.

Ámbitos territoriales de representación local:
1º.- De distrito único: La jefatura de gobierno local, todo el territorio de la localidad, se convertirá en un único distrito electoral.
2º.- De distrito plural: La Asamblea parlamentaria local, dependiendo del número de habitantes, estará formada por un mínimo de 3 parlamentarios (concejales) y un máximo de 49. Por ello el territorio local, se dividirá en tanto distritos como concejales tenga el arco parlamentario.

Ámbitos territoriales de representación transnacional:
1º.- De distrito único: La Jefatura de Gobierno de la Unión Europea, todo el territorio de la Unión Europea se convertiría en un único distrito electoral.
2º.- De distrito plural: Asamblea legislativa de la Unión Europea. A lo largo y ancho de la nación española, se establecerán tanto distritos electorales como parlamentarios le correspondan a España.

Ámbitos personales de los candidatos:
En todos los casos, cualquiera que sea el empleo representativo a que una persona aspire, para postularse como candidat@, deberá acreditar además de la “licenciatura” en la “universidad” de la vida, los siguientes otros requisitos:
1º.- Ser mayor de 30 años
2º.- Ser menor de 76 años.
3º.- Cualquiera que sea el empleo a que aspira, deberá acreditar que le respalda, al menos el 1% de los votantes del distrito electoral por el que se presenta.
4º.- Con independencia de que a l@s candidat@s les puedan respaldar las organizaciones privadas, la candidatura siempre será personal e intransferible.

Empleos y requisitos exigibles a las personas candidatas:
Según sea el empleo a que aspiran un@s u otr@s candidat@s, les será exigida una edad mínima, cuales son las siguientes:
*Jefatura del Estado..................................................50 años
*Diputados nacionales...............................................30 años
*Senadores................................................................50 años
*Jefatura de gobierno regional...................................50 años
*Diputad@s regionales..............................................30 años
*Jefatura de gobierno local........................................50 años
*Diputad@s locales (concejales)...............................30 años
*Consejo Ejecutivo de la Unión Europea...................50 años
*Diputados de la Asamblea de la Unión Europea......40 años

Temporalidad de las legislaturas, cualquiera que sea el ámbito representativo:
En todos los casos, cualquiera que sea el ámbito representativo, la legislatura será de cuatro (4) años

Número máximo de legislatura continuadas en las que puede estar una persona:
El número máximo continuado de legislaturas en que una persona puede permanecer en uno o más empleos electos, será de dos (2) legislaturas.

Vacatio Legis:
Agotada una legislatura o el máximo de dos, toda persona que quiera seguir en la representación política de la ciudadanía, agotada la primera legislatura (siempre que no repita, aunque fuese de ámbito electoral distinto), la “vacatio legis” que debe observarse es de dos (2) legislaturas continuadas; es decir, 8 años.
No cabe violar la señalada “vacatio legis”, pasando, sin solución de continuidad, de un ámbito electoral a otro.

Subvenciones electorales:
Las subvenciones electorales, en todos los casos, serán al candidato, por voto obtenido y por escaño alcanzado. Jamás se subvencionará a organización alguna.

Elecciones a doble vuelta:
Con la excepción hecha de que cualquiera pueda ganar la representación en la 1ª vuelta, cuando ello no fuere así, a la 2ª vuelta, que se celebrará al segundo domingo siguiente al de la 1ª, sólo podrán concurrir aquell@s candidat@s que en la 1ª vuelta hubieren alcanzado un porcentaje de voto igual o superior al treinta (20%) de los votos del escrutinio. Si ninguno de los aspirantes alcanzase dicho límite de corte, pasarán a 2ª vuelta los dos candidatos de mayor porcentaje de votos. Cuando un candidat@ en 1ª vuelta lograse, cualquiera que sea el distrito, una suma de votos superior al 50%, en dicho distrito no tendrá lugar la segunda vuelta .

Ejecutivos:
Todos los gobiernos, cualquiera que sea su ámbito de actuación, necesariamente deberán estar formados por personas que correspondan al arco parlamentario del legislativo que sustenta a dicho gobierno.

En todos los casos el número de los miembros de las cámaras legislativas, siempre será impar.

La mayoría cualificada, siempre será de 4/5.


©Jcb





lunes, 2 de diciembre de 2013

La abstención en el voto electoral como un acto de militancia ciudadana


 


Es un acto de reflexión y razón,
responsabilidad, civilización
al voto electoral la negación,
abstención, es construcción, definición.

Es obra de afirmación por acción,
cual por amor acto socialización,
porque expresa del pueblo su opinión,
obra de jerarquía y dirección.

Voto en blanco, es participación,
acto insuficiente, que por ser juego
no expresa el juicio y da valor.

El voto es compromiso, adhesión
por valoración del mejor abarque,
de sociedad que camina con honor




© Jcb